El programa Fulbright nació en el año 1946 y desde entonces no ha cejado en su objetivo de proporcionar las ayudas necesarias para que estudiantes de Estados Unidos y de otros 150 países puedan llevar a cabo intercambios formativos. Se busca, de esta forma, establecer mejores las relaciones entre las diferentes partes del mundo, que se abran fronteras y se fomente una educación global e integral. Se trata de un intercambio científico, de aprendizaje y cultural entre titulados superiores que ha contado con la participación de más de 300.000 personas desde su creación. De ellos, y fruto de esa calidad en su trabajo, han nacido 45 premios Nobel y 86 Premios Pulitzer.

Las becas Fulbright surgieron en España en 1958 y se han convertido en una pieza necesaria para mejorar y fortalecer las relaciones entre ambos países. Desde su nacimiento, más de 5.000 españoles y 2.000 estadounidenses han realizado este intercambio gracias a las becas que se articulan a través la comisión binacional España-Estados Unidos. Además, seis Fulbrighters han sido galardonados en nuestro país con premios Príncipe de Asturias, y otros cinco han recibido premios nacionales de historia, artes plásticas e investigación.

A continuación, vamos a analizar cómo ha sido la evolución de estas becas entre los años 2005 a 2012, según información aportada por la propia comisión que, a falta de conocer las cifras de 2013, prevé que el número de becarios en España se reduzca en los años posteriores a los informes emitidos debido a los recortes que afectan al país.

En el año 2005 un total de 141 españoles pudieron estudiar en Estados Unidos gracias a una beca Fulbright, la mayoría madrileños, y 68 estudiantes americanos conocieron nuestro país gracias a este programa de intercambio.

2005

Al año siguiente, 2006, el número de becarios españoles aumentó hasta 150, siendo de nuevo la Comunidad de Madrid la que más estudiantes envió a Estados Unidos. 73 alumnos de Estados Unidos hicieron lo propio en España.

2006

En 2007, 177 españoles pudieron realizar estudios superiores en alguna universidad estadounidense gracias a este programa de intercambio y 78 vinieron a estudiar a nuestros centros, la mayoría oriundos del Estado de Massachusetts.

2007

Continuamos este repaso y en 2008 apreciamos una ligera bajada en el número de becarios españoles, 174. En el caso de los americanos que vinieron a estudiar a España, la cifra asciende a 91, el mayor número llegó desde Nueva York.

2008

En 2009 continúa la línea descendente en el número de becas otorgadas a estudiantes de España para sus estudios en Estados Unidos, bajando hasta los 144. Sin embargo, siguen subiendo los americanos que vienen a estudiar a España, esta año llegaron 100 alumnos.

2009

Sigue la línea descendente de becarios españoles que eligen este programa de intercambio para estudiar en América en 2010, llegando a 125. También tres personas menos vinieron a estudiar a nuestro país respecto al anterior periodo.

2010

Ligera recuperación en 2011: 133 estudiantes españoles fueron a Estados Unidos y 102 hicieron el camino contrario.

2011

Llegamos a 2012, último año en el que la Comisión Fulbright ofrece datos. 145 estudiantes españoles fueron a estudiar a Estados Unidos y 113 americanos llegaron a nuestro país a formarse gracias a este programa de intercambio.

2012

Programa Fulbright: Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2014

Como hemos comentado anteriormente, el Programa Fulbright cuenta entre sus filas con personas galardonadas con diferentes premios Príncipe de Asturias. Pero este año 2014, el propio programa recibió el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2014.

Esta distinción se concede a la institución en reconocimiento a su aportación a nivel internacional en el ámbito de la educación y el desarrollo social y económico logrado gracias a sus iniciativas formativas, llegando a ser un referente a nivel mundial en la promoción de los intercambios educativos y la cooperación técnica y científica, sin perder nunca de vista sus objetivos fundacionales basados en el apoyo a la paz entre países, el entendimiento y la cooperación entre ellos.

El propio Príncipe de Asturias, ahora convertido en Su Majestad el Rey Don Felipe VI, disfrutó de una beca honorífica Fulbright en el año 1993 para estudiar un Máster en Relaciones Internacionales en la Universidad de Georgetown.

Aquí os dejamos un vídeo para que conozcáis un poco mejor en qué consiste este programa.